Masturbación diaria durante una semana: un testimonio

Masturbación diaria: un testimonio

Intento mantener la cabeza fría y ser humilde, pero si tengo que hablar de mi trabajo, en ocasiones es realmente difícil no presumir. Al fin y al cabo, ¿cuántas personas pueden decir que les pagan por tener orgasmos? Al menos esa fue la tarea que me propuse durante una semana. El desafío era simple: relatar mi experiencia de masturbación diaria durante siete días. Los resultados fueron de todo menos predecibles. Aquí explico qué ocurrió…

Día uno:

Es lunes por la mañana y tengo que entregar una columna para uno de los medios de comunicación para los que escribo. Estoy estresada. Normalmente, en esta situación, intento apartar a un lado el estrés y seguir adelante. Sin embargo, hoy he roto con la rutina: agarré mi Womanizer Liberty y me liberé de la ansiedad a base de orgasmos. El Womanizer Liberty me proporciona los orgasmos más rápidos que he tenido nunca, y aunque creo que es importante dedicar tiempo de calidad al amor propio, hoy tenía que apresurarme si quería acabar la columna. Conseguí un buen clímax con rapidez y volví al trabajo más concentrada que nunca.

Día dos:

Mientras me preparo para irme a dormir, me acuerdo del desafío. Aunque no tengo muchas ganas, me pongo manos a la obra con mi nuevo juguete, el estimulador de punto G y clítoris Womanizer Duo. WOW. El orgasmo es tan intenso que duermo más profundamente de lo que lo he hecho en semanas. Parece que merece la pena salir de la zona de confort.

Day three:

I’m busy all day running errands. Even still, I duck into the ladies room to quickly satisfy myself. Unfortunately I can’t relax, so I end up pretty frustrated.

Day four:

I use my Womanizer  on myself before getting it on with my boyfriend. He watches and is incredibly turned on. We have hot, passionate sex. I love it!

Day five:

It’s Friday and I’m out for drinks with the girls when I tell them about my challenge. Impressed by the results so far (despite one frustrating experience, I’m feeling more energetic, self-confident and sexy) they pledge to take it on themselves. I’m quietly chuffed I’ve inspired a group of people’s climaxes.

Day six:

I practically jump on my boyfriend as soon as we wake up. I’m ravenous and must have him immediately. All this masturbation has upped my libido. Staying true to my challenge I give him a little show before inviting him to help me.

Day seven:

I finish off the week’s challenge with a bathtime self-love sesh, a glass of wine and some candles.

While I definitely don’t think I could commit to carving out time every day to get off, making self-love a priority this week has had a significant impact on my outlook. I’m more confident and cheeky, and I like it…

Masturbate all day? Well, I think, it’s a good idea.

Recomendamos

Slow sex: ¿merece la pena?

Es la nueva tendencia entre las prácticas sexuales: el slow sex o sexo lento. ¿Pero en qué consiste exactamente? ¿Y realmente te puede hacer perder la cabeza?

Show more

Evaluación
¿Te gustó este puesto?4.5
Deje su calificación

Autor

Frieda trabajó como periodista autónoma durante 10 años y solía escribir sobre recetas de Semana Santa, iconos de estilo, metabolismo humano y restaurantes Michelin. Resumiendo: sobre todo, excepto sobre sexo. Y tenía una buena razón. Durante todos aquellos años, Frieda siempre había considerado que llevaba una vida sexual típica. El cambio llegó después de una ruptura amorosa, momento en el que decidió dejar la píldora, que llevaba tomando 14 años. Fue entonces, a los 28 años, cuando finalmente descubrió su maravillosa sexualidad y encontró su verdadera, única y hambrienta libido. Desde entonces, no solo practica una nueva sexualidad, sino que también escribe y habla sobre ella. ¡Y hoy se siente más satisfecha que nunca!