Sexo oral seguro: cómo protegerte de las ETS

Hay que dejarlo claro: sí, puedes contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) a través del sexo oral. No obstante, no se sabe con seguridad cuál es el riesgo asociado al sexo oral exclusivamente, ya que la mayoría de las personas suelen practicar sexo vaginal o anal antes o después de la estimulación oral. Sin embargo, si cambias de pareja con frecuencia, deberías ser consciente de los riesgos de contraer clamidia, gonorrea, sífilis, herpes, VPH y VIH a través del sexo oral.

Si bien el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) suele transmitirse a través de la sangre, el semen y otros fluidos corporales, la clamidia y la gonorrea se transmiten a través de las membranas mucosas, por lo que resulta más fácil contraerlas si no se practica sexo oral seguro.

Sexo oral y ETS: ¿cómo puedo protegerme?

Si practicas una felación —es decir, el acto sexual en el que están involucradas la boca o la garganta— lo más recomendable es que uses un condón. ¿Pero cómo practicar sexo oral seguro si realizas un cunnilingus (la estimulación oral de la vagina) o un anilingus (la estimulación oral del ano)? En estos casos, una barrera bucal puede ser útil. Las barreras bucales están elaboradas en látex muy fino, están disponibles en una amplia variedad de sabores y se pueden comprar por internet o en tiendas físicas. Si te apetece realizar una de estas prácticas y no tienes una barrera bucal a mano, puedes hacerte una por tu cuenta. Solo necesitas cortar los dos extremos de un condón y después cortarlo a lo largo. ¡Listo! Ya tendrás un rectángulo de látex.

No importa qué variante elijas: las barreras bucales son fáciles de usar. Solo debes colocar una sobre la vagina o el ano de tu pareja y sujetarla con las dos manos. Tu pareja también puede ayudarte a mantener el extremo inferior en su lugar.

Una barrera bucal puede incluso mejorar la experiencia sexual

Y no te preocupes: tu deseo sexual y el placer no descenderán drásticamente si usas una barrera bucal. Todo lo contrario: si aplicas un poco de lubricante a la parte que está en contacto con la zona genital, incluso podrías mejorar la experiencia sexual.

Recomendamos

Show more

Evaluación
¿Te gustó este puesto?0
Deje su calificación

Autor

Frieda trabajó como periodista autónoma durante 10 años y solía escribir sobre recetas de Semana Santa, iconos de estilo, metabolismo humano y restaurantes Michelin. Resumiendo: sobre todo, excepto sobre sexo. Y tenía una buena razón. Durante todos aquellos años, Frieda siempre había considerado que llevaba una vida sexual típica. El cambio llegó después de una ruptura amorosa, momento en el que decidió dejar la píldora, que llevaba tomando 14 años. Fue entonces, a los 28 años, cuando finalmente descubrió su maravillosa sexualidad y encontró su verdadera, única y hambrienta libido. Desde entonces, no solo practica una nueva sexualidad, sino que también escribe y habla sobre ella. ¡Y hoy se siente más satisfecha que nunca!